← volver al inicio


Un café con Ana María Moreno y Erick Cascante por Carolina

"La comunicación directa nos ha servido mucho a la hora de crear." - Erick Cascante

Carolina Burgos

Igual que el año pasado, para el mes de febrero quise entrevistar a una pareja en el medio de la danza. Me sugirieron entrevistar a Ana María Moreno y Erick Cascante, directores de la agrupación Ex–ánima Danza Plástika, ya que acababan de ser galardonados con el Premio Nacional a Mejor Diseño de Plástica Escénica con su obra Anansi, una Odisea Afro; decidí seguir el consejo. Y decidí hacerlo bien cursi, por lo que la entrevista la hicimos el 14 de febrero, día de San Valentín a las 10:30 a.m. en Cabra Negra. 

 

Cuando esta pareja llegó a la cafetería, todo Barrio Dent se dio cuenta que habían llegado. Es que, ¡fue imposible no notarlos! Ambos en la motocicleta, vestidos de negro combinados con colores vivos, cuero, parches de pentagrama en su ropa; Ana María y Erick estaban presentes. 

 

Como suele suceder con todas las personas a las cuales entrevisto, a pesar de su look rockero, parecían estar asustados porque no sabían a lo que iban. Una vez comenzada la entrevista, vi cómo, poco a poco, se fueron relajando y la entrevista comenzó a ser una conversación.

 

 

Cuéntennos una pequeña biografía sobre ustedes

E/ Yo soy de Pérez Zeledón, me vine a San José, en el 90 más o menos, a estudiar Dibujo de Arquitectura e Ingeniería en el TEC. Luego estudié Artes Plásticas en la UCR, también estudié Danza en la UNA, por un año, y después estuve en el Taller Nacional de Danza.

En el sector independiente empezó la onda del circo y me llamó mucho la atenciónentonces me metí en grupos de circo, que siempre ha sido una cosa experimental aquí en Costa Rica. Salió una oportunidad muy chiva para  irme a Europa, estuve 1 año en la Escuela de Circo en Bruselas, fue muy tuanis. Estuve como invitado, no llevando la carrera en sí, pero aprendí mucho de cómo es la técnica del circo. Allá es más profesional, parecían atletas olímpicos. Aquí se ve el circo como una cosa un poco hippie pero allá es super profesional. 

Ana también estuvo un tiempo en Europa, entonces cuando regresamos,  empezamos a darle más duro con el grupo. 

También he estado en clases de costura en el INA, pero todo en mi vida ha sido muy empírico.  En el grupo me encargo de hacer los vestuarios, de hacer los props y los títeres. 

 

AM/ Yo soy Antropóloga, estudié en la UCR. Siempre estuve metida un poco en danza pero muy informal o como hobby. Cuando me gradué no me gustó mucho la parte del trabajo como antropóloga, en sí. Entonces, me fui por otro rumbo y comencé a tomarme más en serio la danza. En ese momento, estaba iniciando el proyecto piloto del Conservatorio de El Barco, estuve ahí metida con la primera generación, pero no terminé porque también me fui para Europa un año. Ahí hice varias cosas de danza y de todo un poco, vi muchas cosas también. Cuando regresé, decidí que de fijo no iba a volver a la antropología, fue como un año para realmente tomar la decisión. 

En esos años exploré el circo con Erick, probando y jugando cosas con el grupo, viendo qué era lo que queríamos hacer. Me metí luego en Danza Abierta para terminar con mi formación en danza. Estuve en la última generación de Rogelio López, me llevé muy bien con él, fue una época muy chiva. Paralelo siempre estuvimos con el grupo, explorando e investigando. 

 

 

En este momento me doy cuenta que ambos hablan de sus vidas, como si siempre hubiesen estado juntos. Como uno siempre hubieraformado parte de la vida del otro, por lo que les pregunté:

 

 

¿Cuánto tiempo tienen de estar juntos?

AM/ Coooomo… (risas) emmmm.. 

E/ Como 12 años 

AM/ No, como 15 años. 

E/ ¿Tanto? No, no, suena muy mal. 

AM/ jajajaja

 

 

¿Cuándo comenzaron a crear juntos?

AM/ Es que nos conocimos justamente por eso. Nos conocimos a través de Alan, que también es bailarín. Yo me metí a un grupo y estaba con él. Entonces, Erick nos fue a maquillar para un espectáculo y ahí nos conocimos; ya metidos en ese ambiente. 

Pero el grupo en realidad comenzó por ahí del 2005.

 

 

¿Ex–ánima está bajo la dirección de ambos?

AM/ Sí. 

 

 

Es que, perdón, pero en el mundo de la danza, siempre he escuchado solamente el nombre de Ana María.

AM/ Porque él es un renegado, jajaja. 

 

E/ Diay, somos los dos realmente, peroes que yo soy un poco más antisocial y ella es la que realmente está en danza, entonces, es la que da la cara cuando se presenta como danza. Obviamente, somos los dos, cuando se trata de creación lo hacemos entre los dos. De hecho, por ese lado es super tuanis porque nos podemos decir de manera más directa y con más confianza “mae eso se ve muy feo, quite esa vara” (risas). Pero siempre la cara de Ex–ánima ha sido ella.

 

AM/ Pero, también, ha sido porque yo me encargo un poco más de la parte burocrática, de gestión y todo eso. Yo soy la que voy a las reuniones, aquí y allá y al final soy la cara que la gente relaciona. Pero, las personas que sí nos conocen, sí saben que somos los dos. 

 

 

¿Cuándo y cómo nace Ex-ánima?

E/ Estuvimos en los primeros grupos de danza-teatro-circo que existieron por acá y como siempre sucede, cuesta mucho que los grupos independientes duren. Ahí iban armándose y desarmándose, entonces, de la gente que iba quedando se nos ocurrió reunirnos para ensayar y crear algo. De los originales que eran 8, quedan solamente 3, aunque el grupo sigue siendo de 7-8 personas. 

 

AM/ Ha variado un poco con los años, pero el es elenco bastante estable. 

 

E/ Es muy difícil mantener a un grupo independiente, pero sí lo hemos logrado. El estar juntos (Ana y yo) ha sido un gran apoyo.

 

AM/ Es el hijo en común, jajaja.

 

E/ Es un poco tenso porque al serun grupo independiente puede derrumbarse en cualquier momento, pero, a veces, si uno está débil el otro ayuda. Hay que tomárselo con mucha calma. Si uno está acostumbrado a un trabajo de ingreso fijo, pasar a algo independiente es muy tenso, sobre todo endanza, es super heavy. Lo que hemos aprendido es hacer diferentes cosas, al inicio era solo de danza, pero, poco a poco, tuvimos que empezar a hacer de todo un poco. Por necesidad, por querer mantenernos en lo que realmente nos gusta. 

 

AM/ Lo que veíamos, en los grupos que tuvimos antes, era que la vara en la danza no iba para ningún lado, porque no había público y la gente no se identificaba. Por otro lado, veíamos a todos nuestros amigos graduados en danza, todos sin brete. Después, veíamos a los compas de circo que no eran graduados en absolutamente nada y todos full brete.Es que la danza no le estaba llegando al público, entonces, desde el principio, no queríamos hacer algo de danza contemporánea, más bien queríamos hacer algo para un grupo más amplio.

Por ahí comienza la exploración y los que nos montamos en la vara, en ese momento, íbamos bajo esa línea. Nos costó un montón lograr atinarle. 

La línea de diseño se ha mantenido a lo largo de las obras, porque Erick es el que ha estado detrás de eso. Posiblemente, no sería así de haber contratado diseñadores diferentes para todas las piezas. 

 

 

Y, ¿por qué se llama Ex–ánima?

E/ Es todo una historia. Ex-ánima en latín significa: con el alma por fuera… pero  de eso nos dimos cuenta después, jajaja.

 

AM/ Jajajaja, esa es la versión oficial. 

 

E/ Realmente estábamos buscando un nombre que cortito y que fuera distinto, en la misma loquera, verdad, de hacer algo diferente. 

 

AM/ En un momento,incluso, quisimos definirlo porque le agregamos el “Danza Plástika”, porque teníamos esa intención de combinarlo con la plástica. Queríamos combinar esto del diseño escénico, la plástica y el vestuario con el movimiento. Lo de la luz negra salió, precisamente, al buscar combinar estas cosas. Nos tomó más de un año montar algo con luz negra, porque  pasaron muchos meses desde que  la descubrimos, para luego ponernos a investigara ver qué salía. Estuvimos muchos meses en eso y hasta lo dejamos tirado por un rato. Luego lo retomamos y ya la cosa empezó a caminar. 

 

 

¿Cómo es que nace Anansi?

AM/ Nosotros hacemos muchos trabajos que son tipo “encargo” por así decirlo. Con Anansi fue una directriz del MEP. A ellos les interesaba montar algo relacionado con estos cuentos. Fue un trabajo bastante duro porque, si vos leés los cuentos de Anansi, te das cuenta que son bastante simples y varían mucho. Esto se debe a que no son una obra literaria escrita, en sí, sino que su importancia radica en que son cuentos de tradición oral. Eso implicaba construir casi todo, porque de los cuentos no había mucho de donde sacar, más allá de la esencia del personaje y las situaciones a las que se enfrenta. 

Sabíamos que iba a ser para escuelas. Para algunos de esos niños iba a ser la primera vez que asistían al Teatro Nacional, esperábamos que cuando se fueran, quisieran volver. Eso lo tuvimos muy claro y todos lo tuvimos siempre presente desde el comienzo: que los niños y jóvenes lo disfrutaran.

 

E/ Lo más grueso fue que estábamos bajo la supervisión del MEP, que esperaba la obra fuera casi literal al cuento. Entonces, también, fue un trabajo de hacerles ver que lo que se debía de hacer era una interpretación, porque sino hubiese sido un bostezo para todos los que llegaran.

 

AM/ Estaban preocupados de que no hubiese texto. Por eso, nosotros nos identificamos más con la danza que con el teatro, porque nosotros nunca manejamos texto. Tuvimos que incorporar en el video y en las letras de las canciones, narraciones y textos, para que quedara claro. Pero ellos no estaban convencidos de que la gente iba a entender. Yo decía que más bien era motivar a los chiquillos a  que, cuando salieran, quisieran leer el libro y que no dijeran: vea la película en lugar de leerse el libro

El mismo Claudio Taylor nos contó que este cuento se está perdiendo, porque la tradición oral y el interés por estos temas no existe. Por esto fue que quisimos hacerlo tipo concierto-musical-no se qué, que resultara algo más dinámico.

 

E/ También fue complejo porque, cada vez que hacíamos un cambio, el MEP llegaba a verlo para aprobarlo. Un mes antes de estreno todavía estábamos con cambios.

 

AM/ Pero algo que fue muy chiva fue que el Teatro Nacional apoyó nuestra libertad creativa, estuvo detrás de nosotros, apoyándonos en eso. También nos dejaron escoger nuestro equipo de trabajo, desde los músicos que armaron su propio ensamble, hasta Diego, quien hizo las ilustraciones y animaciones. 

 

 

¿Qué fue lo que más disfrutaron de Anansi? Ya sea en su proceso o la presentación como producto final.

 

E/ Yo casi no estuve en los ensayos, porque estuve muy metido haciendo los vestuarios, para mí lo chiva fue ver los vestuarios en escena. Por ejemplo, la primera escena, se supone que son unas hormigas con unas pelucas de cabuya, eso fue agarrar mecate y deshilacharlo a mano. Fueron como 250 horas de trabajo solo en eso… ¡vieras que breteada!

Entonces, lo que yo disfruté fue eso, que es lo que me encanta de hacer vestuarios, pasar de tener un montón de material a ver la creación del personaje.

 

AM/ El proceso de Anansi y el equipo de trabajo fue muy bonito. Para mí fue eso que te mencioné antes, poder trabajar con un equipo que pude escoger y con quienes me llevo super bien. Nosotros, cuando montamos, no llegamos a decirle a los intérpretes qué tienen que hacer, les planteamos una idea y ellos tienen que investigar y dar lo suyo. Si no llegan con esa actitud: no vamos a avanzar. ¿Si no proponen? ¡chao! Porque yo no voy a decirles qué hacer. Ellos son intérpretes-creadores, Anansi es tanto de nosotros como de ellos.

Incluso, los mismos intérpretes nos dieron talleres porque procuramos armar un equipo que pudiera complementarse. Mónica nos daba clases de afro, Mario de acrobacia e, incluso, Erick, cuando llegaba con los vestuarios nos decía cómo los tenían que usar. Fue un diálogo entre todos y un gran trabajo en equipo, en el completo sentido de la palabra. 

 

 

¿Cuáles planes tienen para Anansi? Porque es una obra de gran producción, casi hecha para presentarse en un teatro, por los elementos como los músicos en vivo, la escenografía y el material audiovisual. 

             AM/ Nosotros estamos muy acostumbrados a movernos en comunidades, tenemos como una maestría en afores, jajaja. Hemos logrado adaptar casi todo lo que tenemos a espacios no convencionales. Vamos a hacer unas giras en comunidades con el CPAC (Centro de Producción Artística y Cultural) y se va a presentar en gimnasios. 

 

E/ Se va a presentar en el FIA y también en comunidades. 

 

AM/ Sí, lo vamos a adaptar a otros espacios. Es un espectáculo que todavía le pertenece al Teatro Nacional, ahorita nosotros no podemos hacer gran cosa con él.  El próximo año, cuando los derechos nos pasan a nosotros, lo replantaríamos para moverlo, porque es toda una inversión y es algo que se puede seguir moviendo. 

Entonces, vamos a volver a tener una temporada en el Teatro Nacional a finales de marzo y, luego, unas giritas.

 

 

¿Cómo recibieron la noticia del Premio? 

AM/ No me lo esperaba. Estaba en clases y me tomó totalmente desprevenida. Realmente no me imaginaba que fueran a premiar un espectáculo para niños, ya queno son espectáculos que entran dentro de este concepto de danza contemporánea.   

Pero nos pusimos contentísimos porque trabajamos muy duro. Fue chivísima que  la composición musical también recibiera Mención Honorífica y que reconocieran esa parte del trabajo. Sobre todo para la danza, la música es bastante importante, no es lo mismo bailar sobre piezas conocidas a bailar con música hecha para un espectáculo. 

Al final le dan el premio al nombre que está en el programa de mano, pero todo el trabajo fue super colectivo, mucha gente aportó y dio de su parte sumándose a la obra. 

 

E/ A mí me llamaron del Melico, no me lo esperaba, estaba bastante sorprendido. Pero, de hecho, ya se me había olvidado, porque desde entonces ya hemos hecho muchas cosas, (risas). Lo que sentí fue una gran alegría, no tanto como orgullo al ego, sino como una motivación. 

 

 

¿Con cuáles ventajas y desventajas se han enfrentado al trabajar juntos? 

AM/ Un aspecto positivo, definitivamente, es la confianza y el conocerse bien . El negativo es eso de estar metido en la rutina diaria y a veces es difícil separar el trabajo de la relación. 

 

E/ Para mí un aspecto positivo es que a la hora de crear los trabajos es más fácil, existe muchísima más confianza para decirle a la persona “eso está bien” o “eso está mal”, sin tener que decirle mucho discurso. La comunicación directa nos ha servido mucho a la hora de crear. Una desventaja es que nosotros siempre estamos en fiestas o en celebraciones cuando trabajamos, entonces la desventaja es que nos tenemos que estar yendo cada fin de semana o cada rato a la playa y así a pasear, para quitarnos ese estrés. 

 

AM/ jajajajaja

 

 

En términos de creación, ¿cuáles planes tienen para este 2019? ¿o es simplemente mover lo que tienen?

E/ ¿Se puede contar?

 

AM/ Diay sí, sí, dele. Es que no hemos lanzado la programación, jajaja.

 

E/ Bueno, vamos a hacer un Iberescena con Chile. El trabajo se llama Astronauta Fantasma es otra nota, otro tipo de exploración. Es con tomas en vivo, ¿cómo es que se llama esa vara?

 

AM/ Es algo que se llama Live Cinema…

 

E/ ¡Esa vara!

 

AM/ Entonces, la idea es que el escenario se vuelve un set de televisión. Hay una pantalla en donde se va proyectando, entiempo real,lo que se está filmando. El público lo que va a ver es un poco el making of  y en la pantalla la película. 

 

E/ La temática es de un astronauta que va a buscar vida en otros planetas, porque la vida en la Tierra ya no es viable. 

 

 

Cuando van a ver una obra, ¿qué aspectos logran capturarlos? 

E/ Hay pequeños detalles que podría decir. De Teatro, el uso de la voz, la voz impostada ya no se usa, pero aquí sí. Pero para mí, lo principal es que la obra sea pensada para el público, porque, como dije antes, el artista se da para el público. También, me fijo mucho en los vestuarios porque trabajo en eso. 

 

AM/ Un espectáculo que lo capture a uno, es aquel que lo sorprenda en alguna medida. 

 

E/ ...que genere una intriga, como: “ok esto está tuanis pero ¿cómo va a terminar?”.

 

 

¿Cuál es un aspecto que les atrae y uno que detestan el uno del otro ?

E/ ¡Ah sí! Bueno, pues de Ana María me gusta que es muy organizada, que siempre planifica todo con mucha anticipación, que lleva listas de todo, es muy ordenada y es muy buena para la producción de eventos. Y, una cosa que no me gusta es que es muy ordenada, muy organizada y que siempre hace listas para todo. Entonces, como soy todo lo contrario, me toca trabajar más para lograr un balance. 

 

AM/ jajajajajajaja 

A mí me gusta de Erick que es una persona sumamente creativa y dispersa. Siempre está con cosas nuevas y siempre estoy aprendiendo cosas nuevas a través de él. Lo que no me gusta es que acumula juguetes y cosas de todo tipo en la casa, de todos sus intereses, entonces, siempre estamos llenos de chunches. 

 

E/ ¡Yo no sabía eso, mae! ¡qué madre!

 

 

Si su pareja fuera una comida, ¿cuál sería?

E/ Chicharrón. Crujiente y sabrosa.

 

AM/ Jajajaja él sería… un ¿qué?... ¿un caramelito? Aawww

 

E/ Suena muy falso eso, se nota que lo dijo solo por decirlo.

 

 

¿Con cuáles adjetivos describirías a Ana María? 

E/ Es como una hormiguita. ¡Hacendosa! Bueno, trabajadora, pero hacendosa suena más vacilón, jaja. Nunca para de trabajar: constante. No obsesiva: ceñida. 

 

 

¿Con cuáles adjetivos describirías a Erick?

AM/ Erick es perfeccionista, disperso (risas), es que tiene demasiados intereses. Es sumamente inteligente y creativo. Desconfiado. 

 

 

¿Celebran San Valentín?

E/ Sí es cierto... hoy es San Valentín (risas).Es que tenemos que bretear. 

 

AM/ Nosotros ni llevamos contabilizados los años que estamos juntos. Desde que comenzamos la relación no tuvimos expectativas, nos conocimos, nos gustamos y ahí fuimos. Así que, esas cosas no las celebramos. Pero, sí lo celebramos a nuestro modo, sacando tiempo para nosotros, nos pegamos nuestros viajes solos. No son en fechas específicas, porque nuestro tiempo es muy complicado. 

 

 

¿Cuál sería la cita perfecta?

AM/ Irnos a perder a alguna parte, donde nadie nos encuentre.

 

E/ ¡Y con las bicis! Siempre es más la montaña que la playa. 

 

AM/ Somos solitarios, en esos momentos nos gusta irnos solos a explorar. 

 

 

Para serles franca, no sabía realmente quién era Erick. Solamente había escuchado de la labor de Ana María, pero, a lo largo de la entrevista, me di cuenta del por qué de esto. Sin embargo, me percaté que la gran labor de 13 años en la escena costarricense ha sido fruto y trabajo de ambos. A pesar de que mencionaron a Erick como  al que no le gusta “figurar”, habló montones y su buen humor sarcástico estuvo bastante presente. 

 

A pesar de que sí sabía quien era Ana María, nunca había tenido la oportunidad de hablar con ella, como lo hice en este espacio. Me resultó como una persona serena, diplomática y muy dulce. Creo que participar de uno de sus montajes de esta pareja, debe de ser una experiencia sumamente enriquecedora. 

 

Como pareja es clarísima la confianza que se tienen, así como el respeto el uno por el otro. Hay una sinergia entre ellos que evidentemente funciona, y muy bien. Además, en ciertos momentos, podía ver cómo uno miraba al otro con ojos de admiración y, por qué no, de amor. 

 

Fue una entrevista que disfruté muchísimo, ya que pude conocer a dos artistas de una manera más íntima, aprender sobre sus dinámicas de trabajo y conocer la relación que han cultivado por 15 años (más o menos). Ha sido un placer haberme tomado un café con ustedes.