← volver al inicio


Entrevista con Angelo Dello Iacono por Carolina

“Lo que hacemos en No-Plan B es que no tenemos plan b.” - Angelo Dello Icono

Carolina Burgos

Angelo Dello Iacono, director de la compañía ADN Dialect, es el coreógrafo, internacional invitado en la sexta edición de La Machine Festival de Calle, para montar su obra No-Plan B, en una residencia artística acompañado por artistas nacionales. El pasado miércoles 27 de abril tuve la oportunidad de tomarme un café y entrevistarlo. Ben Schwendener, compositor de la música para la pieza coreográfica, nos acompañó en la entrevista y aportó comentarios desde su experiencia.

 

Debo decirles que esta entrevista es peculiar, ya que no se desenvolvió como usualmente sucede, pero no en un mal sentido. Al contrario, ambos artistas resultaron ser personas sumamente accesibles, al punto que el concepto de entrevista se disolvió con el pasar del tiempo, para convertirse en una conversación. Tanto así, que hasta la fotógrafa de la revista, Ingrid Tacsan, quien, usualmente, permanece en silencio la mayor parte del tiempo, estuvo participando activamente de lo que estábamos hablando. 

 

Siempre me gusta comenzar las entrevistas, pidiéndole al entrevistado o a la entrevistada, que nos cuente un poco sobre su vida, en caso de que los lectores no sepan con quién me encuentro. Usualmente, los artistas, no tienen mucho problema al contar sobre sus vidas, relatan aquellos acontecimientos o hechos que creen más relevantes. Pero Angelo es un artista muy distinto al los que estoy acostumbrada a ver (o relacionarme). Al hacerle esta pregunta, su respuesta fue: “No creo que mi historia sea realmente importante. Pero, lo que sí es importante es que fundamos ADN Dialect en el 2001, con el objetivo de promover paz e intercambio cultural a través de estilos que solo pueden interactuar a través de la danza.”

 

A partir de este momento, me percato que Angelo, en efecto, es un artista diferente. Comienzo a notar cómo es una persona bastante desinteresada y desligada del ego, la manera en que habla y se expresa de la vida y de la danza, es bastante inusual, pero muy reconfortante. 

 

Continuamos con la entrevista y me cuenta que no es la primera vez que visita nuestro país. Hace 4 años estuvo montando con “uno de los grupos más poderosos de danza”, compuesto por: Marko Fonseca, José Raúl Martínez, Daisy Servigna, Adriana Cuéllar, Mario López, entre otros. Sin embargo, es la primera vez que trabaja con el festival La Machine. Al preguntarle “¿Qué lo motivó a participar de La Machine?” me respondió: “ADN Dialect es una filosofía, busca las dimensiones profundas de la vida. Me convertí en un hombre espiritual y me gusta promover ideas de paz. Entonces, realmente, no tomo decisiones, más biene siento que el destino absorbe y conecta personalidades, casi por magia. Ben y yo tenemos varios años de estar trabajando juntos, pero esta historia comenzó en un tren, solo me senté al frente de él y le comencé a hablar. Ben iba para los Estados Unidos, yo para Nueva Zelanda y nos compartimos las tarjetas, pero, de alguna manera, se sintieron las afinidades.”

 

En este momento, me dio la impresión que comienza a poner, por encima de la danza, el compartir, fomentar y desarrollar; estos valores que toma como pilares para su compañía. Me comenta que fue bailarín de ballet por 30 años y que le parece que la danza, en alguna manera, te mata, porque no se puede entrenar de 6 a 8 horas diarias sin tener una evidencia del cuerpo diciéndote: esto no es natural, esto no es saludable. 

 

Al haberse apartado de esa gran demanda y estilo de vida, Angelo encuentra gran placer en crear proyectos como los que hace con ADN Dialect y como el que está montando en La Machine. “Ya no doy pasos para que los artistas repitan, yo creo situaciones en donde los bailarines pueden ser creativos como voces individuales. Creamos juegos coreográficos.”

 

Comenzamos a hablar más sobre No-Plan B, los bailarines y el proceso que se ha llevado a cabo en la última semana. Angelo dice que para mantener a la audiencia interesada con lo que está pasando en escena, se necesita una misión más allá del virtuosismo de buenos bailarines. “Lo que hacemos en No-Plan B es que no tenemos plan b.”

 

Esta coreografía utilizará una gran estructura, a base de barras, que creará momentos de gracia estética. La estética de No-Plan B radica en el efecto de unión colectiva, creada por momentos individuales de belleza. Así mismo, esta coreografía es una metáfora de la sociedad. Ben aclaró que no es una metáfora de la vida cotidiana, sino más bien es una representación de la vida, en un sentido macro. 

 

Al hablar del elenco de esta coreografía, el creador mencionó que es un grupo tremendamente diverso, lo cual le resulta bello, porque, para él, es un espejo de la sociedad; dentro de la diversidad, encuentran puntos en común. Se mostró agradecido con ellos, ya que son bailarines abiertos a la propuesta y listos para sacrificarse en escena. “Ellos hacen que me mantenga joven. Los bailarines me inyectan de pasión.”

 

No-Plan B es una obra impredecible, desde la improvisación y resolución en escena, hasta la ejecución musical, ya que para Angelo, presionar un botón, con música pregrabada, cuenta como tener un plan b. Ben compone las situaciones musicales (así lo llamó él) que serán interpretadas por los músicos, quienes participarán de esta función. Habrá juegos coreográficos y juegos musicales, en todo momento.

 

Para este punto de la conversación, Angelo y Ben comenzaron a hacernos preguntas sobre la revista, nuestra labor y otras cosas de nuestras vidas. Hablamos de danza, de la vida, del universo, de las conexiones y de las acciones que tenemos como humanos. Fue realmente hermoso poder compartir esa tarde con ellos dos. Para Ingrid y para mí fue como una sesión de terapia mezclada con meditación. Fue una recarga de baterías y de alma.

 

No-Plan B se estará presentando en la función de gala del festival La Machine, el 9 de marzo a las 8:00 p.m. en el Teatro de la Danza. ¡No se lo pueden perder!