← volver al inicio


Danza urbana y contemporánea se encuentran en Funky Park por Carolina

Por primera vez, colaboramos con Funky Park, un espectáculo de movimiento, en donde convergen la danza contemporánea, la danza urbana y ¡hasta deportes extremos!

Carolina Burgos

Una de las metas que tenemos en la revista es expandirnos, paulatinamente, a otras ramas dancísticas. No solo la danza contemporánea debería beneficiarse de nuestra labor en la difusión y promoción de espectáculos y eventos de danza. Hemos expandido nuestro equipo de trabajo, lo cual nos permite avanzar, un poco, en esta labor y colaborar con otros sectores de la danza.

 

Por primera vez, colaboramos con Funky Park, un espectáculo de movimiento, que se lleva a cabo en el Arenas Skate Park, en donde convergen la danza contemporánea, la danza urbana y ¡hasta deportes extremos! Funky Park fue creado por las bailarinas Tamara Otárola y María Gabriela (Maga) Gamboa, bajo la premisa de fusionar ambos estilos de danza y mostrarlas como un producto digerible para el público. 

 

Desde un comienzo, el presentar la danza contemporánea como accesible y algo con lo que el público se pueda identificar fue un pilar para la construcción de este espectáculo, así como borrar las límites entre ramas dancísticas. “No metimos urbano para que a la gente le guste el espectáculo. Queremos poder presentar la danza contemporánea como algo que también puede ser divertido y relajado”, comenta Maga. 

 

Tamara y Maga definen Funky Park como: “hablar de la danza performática y la danza social a la vez”. Después de hablar con ellas, yo lo definiría como un balance entre contenido, fusión y goce. Son 19 bailarines en escena, de los cuales 12 son profesionales, el resto fueron escogidos de acuerdo a la convocatoria que abrieron las productoras, para brindarles la oportunidad de tener la experiencia de un montaje profesional. 

 

Este espectáculo es un remontaje de la primera edición. Tiene una duración aproximada de 30 minutos y se basa, mayoritariamente, en la improvisación (con pautas). “Procuramos que no tenga ni principio ni final sino que es algo que sucede en el momento y el espacio. Funky Park es lo que sucede ahí adentro”, agrega Tamara. 

 

Al buscar presentar la danza como un producto accesible al público tienen bastante interés en asegurarse de que la audiencia lo reciba de buena manera. “A veces se hacen obras simplemente por uno, por querer hablar de cierto tema y ya. Pero en este caso nos es muy importante que la gente lo disfrute y que se sientan identificados”, añadió Maga. Al ser un espacio informal, buscan que las personas se siente relajadas y que pasen un buen rato. 

 

Para la apertura del evento, se presentará la agrupación de danza urbana Hope, a cargo de Will Mota. Por supuesto, hay que sacarle el mayor provecho a ese skatepark por lo que, habrá una intervención con chicos de BMX que nos ofrecerán su espéctaculo en bicicletas. En el mismo parque se encuentra un restaurante, en donde los asistentes podrán comprar comidas y bebidas para disfrutar mientras observan la pieza.

 

Funky Park se llevará a cabo el sábado 27 de abril a las 7:00 p.m. en el Arenas Skate Park, en San José centro. La entrada general cuesta 5 000 colones, mientras que la VIP 8 000 colones, con la que el público podrá sentarse en el mezanine e incluye una cerveza nacional o un té frío, para menores de edad. Pueden adquirir sus entradas escribiéndole a las chicas por medio de su Facebook o Instagram

 

 

Fotografía cortesía del equipo de Funky Park.