← volver al inicio


Conozcamos La Machine Festival de Calle por Carolina

La presentación de la danza en espacios como la calle fue y es una manera de acercar las personas a la danza.

Carolina Burgos

Costa Rica es un país caracterizado por tener muchísima danza. A nivel mundial somos vistos como una nación que constantemente se está moviendo para continuar creando espacios, obras, plataformas, temporadas y alianzas.  Actualmente contamos con 7 plataformas con énfasis en la presentación de productos coreográficos de las cuales 6 son internacionales; sin embargo, todas ellas son presentadas en territorio nacional. 

 

Dentro de estas plataformas La Machine Festival de Calle resalta por ser la única con la característica de presentar obras en espacios públicos y no convencionales. La Machine es un evento que fue declarado en el 2016 como de interés cultural, dándole el prestigio y la importancia que éste se merece ya que se ha convertido en un punto de conexiones importantes entre Costa Rica y otros países. 

 

La idea de este festival nació en el 2013 bajo la iniciativa de los artistas independientes Raúl Martínez, Marko Fonseca, Adriana Cuéllar y Daisy Servigna (aunque actualmente es liderado solamente por los últimos tres) de retomar los espacios no convencionales como lugares de encuentro con la danza y generar redes de festivales nacional e internacionalmente. Así mismo, la presentación de la danza en espacios como la calle fue y es una manera de acercar las personas a la danza. 

 

“La calle, ¿por qué? Por el acercamiento con la gente, el re significar el espacio de la ciudad. ¿Cómo generamos nuevos públicos? Hay gente que no sabe lo que es danza o movimiento”, comentó Daisy Servigna co-productora y co-fundadora de La Machine.

 

Este festival también surge a partir de la necesidad de los artistas al no tener un espacio en donde presentar su repertorio. “En Costa Rica tenemos la ley del desecho al arte, hacés una temporada, te matás haciéndola, pero luego desechás la obra porque como tenemos los mismos públicos la gente quiere algo nuevo”, añadió Adriana Cuéllar co-productora y co-fundadora de La Machine. Por esta razón, una de las características de esta plataforma es que no presenta estrenos sino que se enfocan en el repertorio ya que su interés es poder sustentar al artista independiente para que su obra no muera con una vez que se haya presentado; es generar un espacio más en donde pueda presentar su coreografía. 

 

Por otra parte, después de 5 años este festival ha ido evolucionando y creando su propio sello. Su primera edición se llevó a cabo en el 2014 y tuvo una duración de solamente 3 días, mientras que su última edición duró casi un mes entero y tuvo sedes muy diversas. Así mismo, a pesar de que el fuerte son los espacios no convencionales, han ido incluyendo los espectáculos de sala ya que creen importante incluir este espacio como parte del crecimiento de su festival. 

 

En sus cinco ediciones han tenido artistas invitados de países como México, Nicaragua, Panamá, El Salvador, Colombia, Brasil Chile, Argentina, España, Alemania, Noruega, Suiza, Finlandia, Italia y Guinea. También han incluido dentro de sus ediciones clases abiertas, talleres con profesores internacionales y conversatorios; así mismo, han abierto su plataforma para otras expresiones dancísticas tales como el hip-hop, pole dance, danzas africanas, circo social, entre otras. 

 

A lo largo de los años han contado con ayudas importantes de instituciones tales como la Universidad de Costa Rica y fondos como el de Iberescena y la co-producción con el Teatro de la Danza. Sin embargo, también han tenido ediciones en donde no han contado con grandes presupuestos de producción lo cual solo sirvió para fortalecerlos como equipo y organización. “Recuerdo que para la cuarta edición no teníamos ni un cinco y Marko nos dijo: bueno chicas, yo no sé ustedes pero yo hago La Machine con cero colones o con un millón de colones”, confesó Adriana.  

 

Finalmente, La Machine Festival de Calle trae este año su sexta edición que se llevará a cabo del 25 de febrero al 9 de marzo y contará con talleres, clases abiertas, presentaciones y una residencia artística con el coreógrafo Angello Dello Iacono. Toda esta información y más la podrán encontrar en nuestra próxima nota en donde hablaremos específicamente de todo lo que traerán estos chicos para esta nueva edición.