← volver al inicio


Andanza danza por Carolina

... felicito a los intérpretes por demostrar gran pasión en escena; en todo momento dieron su 100% .

Carolina Burgos

El fin de semana pasado, recibí una linda invitación para ir a ver el espectáculo de la Compañía Andanza “Automatismo” en el Teatro de la Danza. Sigo sin estar acostumbrada a recibir este tipo de invitaciones (y espero nunca estarlo), así que como siempre me emocioné y me sentí honrada de ser tomada en cuenta. 

 

Al escribir un post estilo reseña, suelo tener muchísimo cuidado al compartir mis comentarios. Lo primero que hago es analizar la agrupación o artista, su formación, experiencia y demás, porque considero que es una de las bases más importantes para poder emitir una opinión fundamentada. Lastimosamente, para el caso de Andanza no podré hacer esto ya que desconozco esta información. 

 

Lo único que conozco de la compañía es lo siguiente: se consolidó en 1992 por lo que tiene 26 años de experiencia, constantemente está en cambio de elenco (no sé cada cuánto), se ubican en la provincia de Cartago y su fundadora y directora es Lorenlaine Varela, bailarina de la Compañía Nacional de Danza. Desconozco su tipo y cantidad de entrenamiento, formación y experiencia de los bailarines, línea artística y proceso del elenco. 

 

Las única veces que vi a Andanza presentarse, fue en el 2009 y 2010 en el trabajo final de mi ex compañero Álvaro Vargas en el Taller de Expresión y Composición de la Escuela de Danza. Sin embargo, siempre hay una primera vez para todo, y no siempre se llega a ver un espectáculo dominando la información de trasfondo que tiene la agrupación o artista en escena; este es uno de esos casos. 

 

El espectáculo “Automatismo” estuvo compuesto por dos coreografías, “Neptuno con Industria” de Mario Vircha y “Susurro mar abierto” de Fabio Pérez. Fueron 8 bailarines en escena y se utilizó el elenco completo para ambas obras. 

 

“Neptuno con Industria” abrió la noche. Mi primera impresión fue que los artistas se sentían inseguros en escena, se veían más preocupados por ir juntos y no equivocarse, que apropiarse de lo que estaban proponiendo. No obstante, después de la escena en que todos salen del escenario y vuelven a entrar en distintos momentos, es cuando verdaderamente se sueltan y comienzan a bailar. 

 

El vestuario parecía tener unas notas noventeras, lo cual me pareció bastante interesante y fresco de ver. Hubo mucho trabajo de dúos, lo cual evidenció que es un área en la cual no están acostumbrados a explorar, por lo que considero que deben de tomarla en cuenta para trabajarla bastante en un futuro.  

 

“Susurro mar abierto”  me sorprendió bastante ya que al conocer el trabajo artístico del coreógrafo, estaba esperando cierto producto coreográfico pero resultó ser algo muy diferente a lo que tenía en mente, y esto lo digo en el buen sentido. Ya los artistas habían entrado en calor y para esta segunda coreografía estaban desde el comienzo, como diríamos en tiquicia, metidos en la vara

 

Para esta obra utilizaron dos vestuarios, primeramente salen en ropa interior para luego colocarse un pantalón bombacho de un color musgo o café, que me dio la impresión de hacer alusión a uniforme de guerra. Por otra parte, las luces en algunos momentos considero que no tuvieron el mejor diseño que lograran aportar a la coreografía, a veces no parecían ir en sintonía con la propuesta. 

 

Sin embargo, lo que más rescato fue la conexión que tenían los intérpretes en escena, los unísonos en ambas coreografías estuvieron muy limpios y en todo momento bailaron como un solo grupo; y esto último, es muy difícil de ver en las tablas. Así mismo, los coreógrafos supieron cómo sacarle el mejor provecho a las capacidades del elenco, se puede evidenciar el esfuerzo de los bailarines por cumplir con lo propuesto por los directores, por lo que puedo concluir que estos estilos de movimiento los sacó de su zona de confort. 

 

Por último, les comparto algunas conclusiones y consejos a tomar en consideración.

 

En primer lugar, usualmente menciono en mis posts la importancia de que los intérpretes busquen su propio lenguaje de movimiento, no copiar tendencias o quedarse con lo impuesto por el coreógrafo, sino siempre impregnar su esencia dentro de esto. Sin embargo, para poder lograr esto es porque los bailarines se encuentran en un momento determinado de su proceso artístico.  En este caso, concluyo que los bailarines no se encuentran en dicho momento por lo que carecen de las herramientas para cumplir con esto, por lo que la guía de los coreógrafos fue crucial para dar con estos productos coreográficos. No obstante, invito a los bailarines a comenzar esta búsqueda, siempre es un buen momento para iniciar el viaje de nuestro lenguaje personal de movimiento. 

 

Segundo, así como es importante el movimiento y sus frases en escena, es de igual importancia saber caminar y correr. Este fue un elemento muy utilizado por ambos creadores en donde los artistas demostraron gran camino por recorrer. 

 

Tercero, me molestó un poco ver cómo en ambas obras el único bailarín hombre fue utilizado mayormente para alzar a sus compañeras. Por supuesto que bailó y estuvo en las frases de movimiento, pero en el momento que tenía algo para proponer, era de segundos de duración para pasar inmediatamente a alzar a alguna compañera. Me hubiese gustado que los coreógrafos le brindaran un mayor espacio dentro de sus obras para que tuviera la misma oportunidad de expresión que sus compañeras; aunque respeto la decisión como creadores que tal vez esto no llegaba a aportar a la coreografía.

 

Cuarto, felicito a los intérpretes por demostrar gran pasión en escena; en todo momento dieron su 100% . Y recalco esto porque a veces como intérpretes podemos pensar que esto el público no lo nota, que se preocupan más por la técnica o por lo bonito que sale equis movimiento, pero esas ganas que demostraron, nunca pasa desapercibida.

 

Y para finalizar, hacer un llamado a la producción de la compañía a hacer un mayor trabajo en la difusión del espectáculo, fue solamente una noche y muy poco público asistió. Recuerden que En las Tablas también es una plataforma de difusión, por lo que pueden contar con nosotros para dar a conocer sus trabajos.

 

Me hubiese gustado que más personas asistieran a “Automatismo”, ya que la diferencia entre los trabajos que había visto y lo que vi ahora, es abismal. Me encanta ver cómo las agrupaciones y los artistas están en constante crecimiento. ¡Muy buen trabajo!