← volver al inicio


3 errores comunes en la difusión de eventos artísticos por RRSS por Carolina

Cuáles cosas debés evitar hacer y que debés hacer en cambio, para asegurarte una difusión más eficiente.

Carolina Burgos

Poco a poco vamos regresando a la normalidad. Es super chiva ver cómo los y las artistas se van animando a volver a crear y lanzar sus eventos artísticos abiertos al público presencial. 

 

Es por esto que quiero aprovechar que a penas estamos arrancando con eventos presenciales, para compartirte 3 errores comunes que cometen los (as) artistas a la hora de realizar la difusión de sus actividades, por medio de las redes sociales.

 

Básicamente, cuáles cosas debés evitar hacer y que debés hacer en cambio, para asegurarte una difusión más eficiente. 

 

1. Hacer la difusión con poco tiempo

 

Suena súper obvio, pero no lo es y es el más común de todos. No saben la cantidad de veces que me han escrito para que les colabore en la difusión y promoción de un evento… a días de que este se lleve a cabo.

 

Entiendo que en el contexto en el que vivimos el/la artista es soyla y que al estar pendiente de tantas otras cosas referentes a la puesta y producción, la difusión del evento tiende ser de las últimas cosas a tomar en cuenta. Pero, ponete a pensar: todo ese brete artístico y creativo que te echaste encima, para que al final nadie venga a ver tu producto porque nadie se enteró. ¡Qué lástima!

 

La planeación de la difusión es algo que se debe hacer con mínimo 3 meses de anticipación. Así da tiempo de poder trazar una estrategia, identificar público meta, canales de difusión, colaboradores, crear contenido publicitario, entre otras cosas.

 

De paso, te da chance de poder ver las fechas de otros eventos y evitar hacerlo el mismo día. Ya sabemos que esto es algo que sucede constantemente en Costa Rica y es muy fácil de evitar.

 

2. Hacer una cuenta de Instagram para tu evento 

 

Esto lo he visto en incontables ocasiones. 

 

¿Por qué es un error? Una cuenta de Instagram requiere mucho tiempo y mucho contenido para poder crear una audiencia. No sucede de la noche a la mañana, ni en un lapso de 3 meses. 

 

Si creás una cuenta desde cero para promover un evento que va a suceder en un mes, primero tenés que crear esta audiencia, ver sus intereses (que no necesariamente serán los mismos que vos tenés o que vos creés que tienen), crear un enganche con ella para luego promocionar tu evento.

 

Es mucho más efectivo promocionar el evento desde tu cuenta y las cuentas de los otros participantes, porque ya tienen una audiencia. Al hacer esto, tu evento automáticamente tendrá un mayor alcance, ya que desde cada cuenta alcanzarán distintas audiencias. Lo importante sería trazar una misma estrategia de difusión para que todas las cuentas realicen la promoción del mismo modo (tema a desarrollar en otro post).

 

En el caso de agrupaciones, festivales o plataformas que ya tengan una cuenta oficial de Instagram, la difusión se puede realizar desde ahí y paralelo crear un evento en Facebook, en donde los posibles asistentes encontrarán toda la información relevante. 

 

3. Spam, mensajes genéricos y etiquetas masivas

 

Hace poco hice una encuesta por historias de Instagram, para averiguar si a las personas les molestaba tanto como a mí, que solamente les enviaran información (un afiche o un mensaje genérico) de un evento en específico. Aunque sé que una encuesta por IG no califica como un focus group, tampoco es información para desmeritar, en especial viniendo de la audiencia de En las Tablas. 

 

Los resultados me sorprendieron, fueron 50-50. Es decir, así como al 50% de las personas no les molesta que les envíen la información de forma genérica, la otra mitad dijo ignorar la información. ¿Por qué y para qué continuar con esta “estrategia” si estás perdiendo la mitad de tu posible público? Para mí es el equivalente a recibir un panfleto caminando por la Avenida Central: habrá gente que lo lea, otros lo botarán inmediatamente y otras personas ni siquiera lo tomarán.

 

Te recomiendo primero intentar tener una conversación con la persona y luego extender la invitación de forma personal. Esto generará mejor enganche y por lo menos te asegurarás de que la información fue recibida de forma correcta y eficiente.

 

Hasta la fecha, no he conocido a alguien que me ha dicho: “¡Me encanta que me hagan spam en el correo y en el cel!”. Recibir, de una misma persona, múltiples mensajes por WhatsApp, Instagram o Facebook, de una misma actividad, es muy molesto. Al igual que subir una foto y etiquetar a 250 personas de una sola vez, solo para que les llegue la notificación y tengan que ingresar a su perfil a ver por qué tienen 250 notificaciones. 

 

Para esto hay una solución simple: ¡no lo hagás!. No hagás spam y no etiquetés masivamente.

 

Espero que esto te ayude con tus futuros eventos y si creés conocer a alguien más que le pueda servir esta información, ¡compartísela! Entre más público podamos atraer a nuestros eventos artísticos, mejor para nuestra comunidad.