Un laboratorio de creación con Noemí Sánchez

La dinámica del Discurso.

 

Para los que no saben, Noemí es una coreógrafa, bailarina e intérprete mexicana co-creadora del Proyecto Pájaro Mosca. Este Proyecto ha tenido relación con distintas plataformas costarricenses como Revés, de la cual fuimos colaboradores a comienzos de este año. Con este proyecto, Noemí, de manera personal, imparte talleres de creación e innovación de movimiento alrededor del mundo. Esta vez tuve la dicha de ser partícipe de  La Dinámica del Discurso.

 

La Dinámica del Discurso fue un laboratorio de 5 días en un espacio bellísimo considerado Patrimonio Cultural Costarricense, el Centro Cultural Omar Dengo. Esto le sumó importancia y valor al espacio que habitamos durante el taller. El edificio, el salón y el lugar en sí, hicieron que me enamorara aún más de la danza por la posibilidad infinita que tenemos de ocupar y movernos en espacios no convencionales, rompiendo con la idea tradicional de la danza en cuatro paredes, barras y espejos. 

 

Noemí abarcó la improvisación desde puntos distintos a los que he estado acostumbrada. Me llevó a espacios nuevos de conocimiento de mi cuerpo y manera de moverme. Nos brindó herramientas de improvisación, como empezar el movimiento a partir de la espalda, la rodilla, el codo, usualmente, partes que no utilizamos como motores. Explorar el tono y las diferentes velocidades al moverse, fue una pauta que Noemí nos brindó y que, en lo personal, me sacó de mi zona de confort. 

 

En cuanto a la manera de componer, compartimos la experiencia de crear un solo desde el primer día del laboratorio, el cual fuimos desmenuzando y evolucionando a partir del acompañamiento y los comentarios de Noemí, los cuales hicieron que se potenciaran mucho más. A su vez, empezó a enlazar el material con historias personales de los participantes, el uso de la palabra, silencio y unísonos, fueron algunas de las cosas que trabajamos durante la experimentación. 

 

Lo más provechoso del laboratorio fue compartir con personas de la comunidad dancística costarricense e internacional, enriqueciendo el intercambio cultural y la interdisciplinidad artística. La música en vivo hizo que cada movimiento encajara perfecto con las notas. Me hizo recordar lo hermoso que es cuando la música y la danza se unen y crean momentos únicos, en el momento justo de la creación. 

 

A diferencia de otros talleres en los que he tenido la oportunidad de participar, en La dinámica del  discurso fuimos pocos los participantes, siendo esto una ventaja porque la experiencia fue mucho más personalizada, aspecto que no suele suceder en otras plataformas dancísticas nacionales e internacionales. Este laboratorio es único en el país y considero que es el inicio de un proyecto con mucho potencial. Si pudiera volver a llevarlo, lo haría. Mil veces, sin pensarlo.  

 

 

Fotografía tomada del Facebook de Giuliana Torres. 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.