Un café con Miguel Bolaños

Este año nos hemos puesto como objetivo colaborar con otras ramas dancísticas, además de la contemporánea. Ya colaboramos con el Festival de Ballet de San José, y ahora en setiembre estaremos colaborando con la difusión y promoción del Festival NCNA, plataforma de danza urbana que cumple 10 años. Miguel Bolaños es el productor detrás de este gran evento y qué mejor momento para entrevistarlo que previo a esta celebración. 

 

Miguel es un bailarín que mezcla diferentes danzas, para él no hay límites. Me dio la impresión de que ve el movimiento y la danza como uno solo, independientemente de la rama que se escoja. Es tanto bailarín contemporáneo como lo es urbano, se le puede ver en el Festival de Coreógrafos Graciela Moreno y en el Festival NCNA. Para él, no hay distinción en las danzas, lo importante es que el movimiento predomine. 

 

 

Contanos un poco sobre vos.

M/Bueno, mi nombre es Miguel Bolaños y soy Colombiano. Nací en una ciudad bien pequeñita al sur de Colombia, llamada Pasto, cerca de Ecuador. Es una ciudad muy fría, está a dos mil metros de altura. Ahí estuve hasta los 12 años y después de la muerte de mi abuela y de mi padre, me fui a vivir a Bogotá. En Bogotá estudié hasta los 25 años y después de eso me vine a Costa Rica. 

 

¿Qué fuiste a estudiar a Bogotá?

M/Lo primero que fui a hacer fue sacar el colegio, luego me puse a pensar que quería estudiar y yo quería estudiar teatro, pero “no era permitido” por mi familia porque todos son policías o del ejército entonces hacer teatro era pecado mortal jaja. Entonces fue así como en contra de todo el mundo me fui a estudiar danza. La vida me fue llevando por todos lados hasta cuando conocí a un costarricense que es quien gracias a él estoy acá: Humberto Canessa.

 

¿Cómo comenzaste en la danza? (urbana y contemporánea)

M/Comencé a bailar break dance a los 11 o 12 años, en la calle, imitando videos y cosas que uno veía en películas. En esa época no había YouTube, ni el internet, ni nada parecido, entonces lo que hacía era ver lo que salía, en el único programa de tele, una vez a la semana y me ponía con mis amigos del barrio a copiar los pasos. Practicaba toda la semana el paso hasta que saliera el próximo programa hasta la semana siguiente. 

 

Y, ¿por qué querías estudiar teatro?

M/ Vieras que en Bogotá estaba el Festival Iberoamericano de Teatro, ese festival hacía muchas funciones de calle. Un día yo andaba en el barrio y vi una función de una gente que andaba en zancos, era un grupo de Checoslovaquia, ¡ni sabía en qué idioma era la función! Y di no sé, ese día algo pasó en mi cabeza y yo dije “yo quiero hacer eso”, aunque no entendí ni un carajo de lo que se trataba. Simplemente sabía que algo les pasaba y eso me conmovió y me dije “usted tiene que dedicarse a hacer esas cosas”. Como era el Festival Iberoamericano de Teatro, dije “eso es teatro”

 

 

¿Cómo tomó la noticia tu familia?

M/ Mmm… mal. Por lo que te dije y bueno, soy de una familia sumamente humilde y de muy escasos recursos. Mi papá era policía y mi tío era del ejército, cuando se pensionó se metió a la fuerza aérea. Todos mis primos fueron al ejército o eran policías. Recuerdo que la forma de ver la vida, en ese momento, era si usted quería tener un buen trabajo tenía que tener un trabajo con el Estado en donde tuviera seguro y prestaciones. Eso era un trabajo seguro, cualquier otra cosa no lo era. Como no había otra opción, era metiéndose a ser policía. 

 

Cuando estaba en décimo grado tenía que comenzar a ver qué quería hacer. Empecé a buscar audiciones de teatro y encontré la Universidad Distrital de Bogotá en la que daban la carrera de Teatro. Y bueno… yo siempre he sido súper despistado, ahora he tenido que mejorar, pero antes era aún más distraído, entonces cuando fui a hacer la audición, llegué un día tarde y no pude hacerla. Pero, el día que llegué, eran las audiciones de danza. Te cuento esto porque yo no le dije a nadie que yo quería estudiar eso, fui a hacer la audición a escondidas. 

 

Le conté a mi mamá lo que estaba pasando realmente y se puso bravísima conmigo, tanto que no me habló por una semana. Hasta que un día llegó y me tiró un papelito y me dijo “Mire, aquí están haciendo audiciones. He escuchado que es el mejor lugar de danza en este país. Si usted realmente quiere hacer esto, vaya a ver qué pasa”, y se fue enojadísima. En el papel decía “Ballet Nacional de Colombia”. Fui a hacer la audición,  no la pasé, pero me dijeron que tenía muchas condiciones para la danza, entonces me dieron una beca para que estudiara en la Escuela del Ballet Nacional de Colombia y cuando estuviera listo, me pasaban a bailar. A los 3 meses me metieron al Ballet Nacional de Colombia. 

 

Mi mamá, a pesar de que se puso contenta por lo que me había pasado, seguía enojada. Mi tío duró, más o menos, 6 meses en hablarme. Las cosas se fueron dando bien porque a los 3 meses de estar en el BNC tenían gira a Argentina y me llevaron. Después de 6 meses de gira le dije a mi familia que me iba a Argentina a bailar, entonces ahí comenzaron a impresionarse de lo que estaba logrando con mi carrera.  

 

Estuve dos años en ese Ballet como bailarín de planta. El ambiente era muy pesado y decidí salirme. A partir de allí empezó mi carrera independiente y creo que fue la mejor decisión de mi vida. Conocí muchos profesores, comencé a hacer danza contemporánea y como no tenía un sueldo fijo, comencé a hacer muchos trabajos comerciales. 

 

¿Cómo y por qué llegaste a Costa Rica?

M/ Yo daba clases en una escuela llamada Eco Danza, me dijeron que iba a llegar un profesor buenísimo de Costa Rica que resultó ser Humberto Canessa; yo me metí a su taller. Después de que terminó la primera clase me dijo que estaba con un proyecto para el Festival de Teatro Iberoamericano de Bogotá (el mismo que te conté antes)sobre Luis Caballero, un pintor colombiano muy reconocido. Me preguntó si yo estaba interesado en participar del proyecto, yo no sabía muy bien quién era él, pero me ofreció eso y yo dije que sí. Resulta que toda la obra era un desnudo, ¡una hora bailando desnudo! Fue un reto fuertísimo y un proceso que me transformó como artista. Hacer ese espectáculo marcó un antes y un después en mi carrera. 

 

Por primera vez hice una temporada de danza de dos meses en un teatro de Bogotá. Esa obra fue invitada a bailar en Coreógrafos (FCGM) en el Teatro Nacional, creo que fue en 1999. Jue, ¡Qué viejo estoy! jaja… hace 20 años.La obra se llamaba Políptico sobre piel y madera. Esa fue la primera vez que vine a Costa Rica.

 

Francisco Centeno, que en ese momento era el director de la CND, vio la obra y le propuso a Humberto que se viniera a Costa Rica a montarle un espectáculo al año siguiente a la CND. Ese año montamos Ojos que no ven, y digo “montamos”, porque yo era el asistente coreográfico de Humberto. Con Ojos que no ven,  ganamos Premio Nacional en el 2000. Recogimos el premio en el 2001. Luego de eso el papá de Humberto se puso muy mal de una enfermedad, él regresó a Costa Rica y dijo que quien quería venirse con el podía y bueno…. yo no lo pensé dos veces.

 

¿A qué te dedicas hoy en día?

M/A ver… Me dedico a todo jaja. Bailo, doy clases, dirijo un festival, dirijo dos compañías, una de danza urbana que se llama La Zona y otra de danza contemporánea llamada Kitanz. Todo eso, más todos los trabajos que van por en medio, soy secretario, mensajero, entre otros. Entonces me dedico a muchas cosas, pero todo está en pro de la danza, intento no dejar de bailar. Me apasiona enseñar, antes lo hacía por necesidad, ahora lo hago por pasión. 

 

También me apasionacrear espacios, que en un principio fueron los bríos de la juventud de querer hacer cosas, pero con el tiempo te das cuenta que esas cosas son valiosas y se llega a la personas de maneras que jamás se imaginó que se podía hacer. Aunque cada vez que termino un festival digo “¡nunca más lo vuelvo hacer!” jaja .

 

¿Cuál es la iniciativa que da paso a la creación del Festival NCNA?

M/La deficiencia de espacios para el desarrollo de la danza urbana y la visibilidad de ella. No existía ningún otro espacio donde pudiera incluirse la danza urbana en Costa Rica entonces eso fue lo que detonó su existencia.

 

¿Qué es el Festival NCNA?

M/ El Festival NCNA es un espacio que lo que busca es visibilizar la expresión de la danza urbana, que es sumamente vasta y abarca muchos estilos y culturas en un solo término, que comúnmente se conoce como Hip Hop, pero su término correcto es las danzas urbanas. Entonces, es dar cabida a esas expresiones y por ende a las personas que lo practica que en su mayoría son jóvenes. 

 

Contanos algo que no sepamos de la danza urbana costarricense.

M/ Tal vez datos que no son muy conocidos. En el país hay más de 700 bailarines de danza urbana. Por ejemplo, vengo llegando de Pérez Zeledón y allá hay más de 100 bailarines de danza urbana y gente con un nivel increíble. No me imagino el resto de lugares aquí en Costa Rica, donde de fijo encontramos decenas de bailarines haciendo lo mismo. 

 

 

En este momento de la entrevista comenzamos a hablar sobre las danzas urbanas y que no necesariamente son exclusivas de una ciudad cosmopolita. Si bien nacieron ahí, se practica en diferentes países del mundo, en donde no, por fuerza, cuentan con grandes ciudades, como Costa Rica. Entonces, Miguel me da una pequeña, pero profunda, clase de historia sobre las danzas urbanas. Agrego este pedacito en la entrevista porque creo que es de suma importancia que todos y todas conozcamos sobre esta rama dancística. 

 

M/ Te cuento un poco de cómo comenzó el Hip Hop para que entendás mejor el contexto. En sus inicios empezó en Nueva York, Chicago, Fresno, San Francisco; se dice que nace en esos lugares, las grandes urbes. Se desarrolló tanto al punto de llegar a las películas del cine. Por ejemplo, en Flash Dance, que fue a finales de los 70, principios de los 80, creo, en esa película salen dos bailarines bailando en una línea del tren, esa escena causó furor en el mundo. Se los llevaron de gira a Tokyo gracias al popping que salen haciendo. En ese momento, al haber tanto movimiento político y social, las bandas, las Panteras Negras (Black Panthers) y demás, el Hip Hop quedó vetado y era sinónimo de algo violento. Quedó como algo underground.

 

Creo que esto mismo pasó en muchas partes del mundo al punto que se habla de Hip Hop cubano, colombiano, puertorriqueño, brasileño, argentino, por decir nombres más cercanos a nosotros. En Hip Hop hay una cultura que incluye la danza, el grafiti, el DJ que incluye el “MC” que significa maestro de ceremonias y es el comúnmente llamado “rapero”, aunque el término de “rap” en la cultura Hip Hop es mal visto porque es relacionado con lo comercial. El Hip Hop varía según la identidad propia de cada país, existen de una manera apropiada a cada lugar.

 

 

¿Cuál es una fortaleza de la comunidad de la danza urbana en Costa Rica?

M/ Pesea que existen cosas que no propician el desarrollo y hay una falta de apoyo, a todo nivel, la comunidad se adapta a todo, a lo bueno y lo malo.  Esto hace que se transforme, que surjan nuevas cosas y quese mantenga. Siguen adelante.

 

Y, ¿un aspecto a mejorar? 

M/Creo que el aspecto a mejorar es que hay división. Todos los espacios son importantes. Existe la danza para la vida y la vida para la danza. Si yo quiero mejorar aspectos en mi vida a través de la danza, está bien. Si quiero dedicarme profesionalmente a la danza, también está bien. Se debe de estar claro en cuál corriente estamos. Por decir algo, si nuestro fin es comercial, o si queremos llevar el Hip Hop a un punto social. Dejar de decir que esta academia es mejor o que “yo soy el mejor”, ¿Qué es «ser el mejor»? Debemos tratar de ser abiertos y apoyarnos entre todos y no solo algo de quién o qué es lo mejor

 

¿Cuáles estilos comprende la danza urbana? 

M/¡Ay, son un montón! Tipo old school, que empezaron el movimiento urbano 70s -80s, tenemos el: break dance, Hip Hop, lockingpoppingwaacking,vogue house.

 

Y de los 90s para acá han salido cualquier cantidad. Podemos hablar de krumpelectro dance y el abstract (una variación del break dance). Esos que te dije son estilos que tienen una fundamentación y pasos, y lo que se hace es que uno decide bailarlos libremente.

 

Y bueno, comercial tenemos un sin número de cosas, como el Hip Hop lírico, y jazz funk. Hay mucha gente que ama ese tipo de danza y más por programas como So You Think You Can Dance. Pero bueno, como en todo hay gente que lo apoya y otros que no. 

 

 

¿Cuál es tu estilo de danza urbana preferido y por qué?

M/Mi estilo preferido, desde hace poco tiempo en realidad, pero que no lo practico tanto como me gustaría, es el krump. Porque he descubierto que es una de las mejores maneras de poder sacar realmente un montón de cosas. De poder expresarte y sacar muchos sentimientos. Es muy libre, te da muchas posibilidades y mucha libertad para hacerlo. Aunque en el algún momento me disgustaba porque no lo conocía, no lo practicaba.

 

¿Cuáles son algunos mitos que tienen las personas sobre la danza urbana y sus bailarines?

M/ Que esto es solamente para un tipo de población, que solo lo practican jóvenes de zonas marginales o los “chatas”. Yo he escuchado mamás diciéndome que no quieren a sus hijas bailando algo tan rudo, que eso es para hombres y me preguntan: “¿No hay cosas más femeninas? como jazz o ballet” 

 

También que la danza urbana es dura, que tiene que ser con música dura. Existen muchas danzas urbanas con música funky o disco como el waacking, el locking o el popping. Hay muchos tipos de cultura y la música varía muchísimo. 

 

 

¿Cuál consejo le darías a alguien que quiere probar bailar danza urbana pero nunca lo ha hecho?

M/Que se arriesgue, que pruebe. Existen muchas posibilidades, es lo magnífico de la danza urbana, que hay mucho para explorar. Hay muchas posibilidades de que alguien se sienta identificado por algún estilo. Lo único que hay que hacer es lanzarse y hacerlo. La danza urbana es apta para cualquier edad. ¡Animarse y tirarse al agua!

 

¿Qué es lo que más extrañás de Colombia?

M/Uy, ¡Qué pregunta! Extraño muchas cosas. Extraño la cultura en varias cosas. La cultura de fiesta, de comida, de diversidad, del humor pícaro. No sé, es una cosa diferente, como esa vibra de más chispa y más acelerada. Creo que eso es lo que más extraño. 

 

¿Qué encuentras en Costa Rica que no encuentras en Colombia?

M/Bueno, innegablemente existe todo este espacio con mucha más tranquilidad en muchos sentidos. Por un lado está la chispa de Colombia, pero está esa historia de violencia, de tanta desigualdad y tantas guerras. Es un país que ha pasado por tantas cosas que te obliga a ser así, a ser más rápido, más chispa y reírte de la misma vida. Por una parte lo extraño pero por otra parte está Costa Rica que es lo contrario a esto, y eso hace que haya cierta pasividad, que en cierta manera me desespera y en otra me ayuda. Creo que ninguna de las dos cosas en extremo es buena. De cierta forma estar aquí me complementa, a diferencia de Colombia. 

 

Recuerdo una de mis primeras experiencias aquí en el país. Fui a una reunión en el Teatro de la Danza en donde estaban como 3 Ministros del Estado hablando de cultura, ¡No me requisaron ni nada! Si eso fuese posible en Colombia (que no lo es) estaría el ejército, la polícia y te hubiesen requisado, completo, 1 kilómetro antes de entrar. Pensé “¡Wow! ¡este es un país maravilloso!” Pero creo que aquí las personas no se dan cuenta que viven en un país maravilloso. La gente no tiene consciencia de lo que tienen.

 

 ¿Qué te gusta hacer en vacaciones?

M/Dormir jaja.

 

  ¿Qué querías ser cuando eras niño?

M/Mariachi jaja. Vieras que mi mamá veía tantas novelas, casi siempre las mexicanas y me tocaba chuparme las benditas novelas. Veía a estos maes con esos trajes y esos sombrerotes cantando y yo decía “¡qué chiva se visten!”. Después quise ser astronauta, luego quise ser el presidente y después ya me hice grande… y me hice bailarín jaja.

 

Terminá las siguientes oraciones:

 

Me siento más cómodo cuando: bailo.

Me encanta bailar porque: me divierto.

Detesto cuando alguien: no se mueve, está dormido, está en las nubes, medio muerto en vida

Amo comer: bandeja paisa y pinto de mi esposa. Bandeja paisa es una bandeja que tiene arroz, frijoles, chicharrón, carne molida, aguacate, huevo, maduros, salchichón y arepa. También amo comer gallo pinto hecho por mi esposa.

Me gustaría viajar a: Grecia

Me molesta: la estupidez… pero no sé si puedo decir eso, jaja.

 

¿Cómo te gustaría ver la danza urbana costarricense en 10 años?

M/ Me gustaría que en 10 años se hable de la danza urbana costarricense al igual que se habla de la colombiana, brasileña.. a nivel mundial.

 

 

Además de haber disfrutado de un muy café y una conversación muy interesante, fue una gran clase de danza urbana. ¡Aprendí montones! Admito que antes de esta entrevista, era una completa ignorante acerca del tema y aunque no significa que ahora soy una erudita en el asunto, estoy mucho más empapada. 

 

Miguel tiene una historia de vida realmente impresionante, digna de una película de Hollywood. Es realmente inspirador ver hasta dónde ha llegado profesionalmente, artísticamente y personalmente. De él como persona, también aprendí muchísimo. 

 

Les invito a estar pendientes de nuestras próximas publicaciones porque se viene mucha información sobre el Festival NCNA.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.