Melissa Montero en las tablas: el intérprete

Un intérprete por lo general se entiende por la persona que traduce un lenguaje, una persona que da vida y construye un personaje, un texto, o una canción. También se dice que un intérprete es un lector de almas, un ser que siente a otro ser y a través de sí mismo lo vivencia.

He escuchado muchos artistas antes de salir a escena, muertos de los nervios decir: “¿por qué uno hace esto?” Yo misma lo he dicho, sin embargo, a pesar de ese sentir se toma la decisión de hacerlo porque es en ese momento de emociones a flor de piel que se entiende y se conecta con el ser creativo y al mismo tiempo se toma conciencia del quehacer de la danza. El arte en general tiene una labor transformadora que toma fuerza cuando el medio, que es el intérprete, es consciente de su tarea.

En el caso de la danza, las emociones, el lenguaje, la construcción de un personaje, el sentir del otro, define a un intérprete, además de otras cosas. Pero finalmente, un bailarín a través del movimiento expresa sus inquietudes, experiencias, preocupaciones, y su entorno. El bailarín o la bailarina es una persona que siempre, o por lo menos gran parte del tiempo, debería estar enterado (a) y conectado (a) con lo que está sucediendo en el mundo, tanto en el suyo y si se lo permite (porque una característica no muy buena de algunos intérpretes es que tienen mucho ego) con el de las otras personas también. A veces se suele percibir la labor del intérprete como algo que tiene que ver sólo con sí mismo y su crecimiento personal, pero un intérprete tiene que ver también con el otro, porque a la ausencia de otra persona la danza no tiene resonancia. La danza necesita también ser contemplada para que exista y tenga alcance.

Ahora, pienso que esto se ha perdido, los artistas del movimiento a veces están preocupados sólo por moverse mucho, por crear movimiento o no movimiento según su propuesta, pero el lenguaje en sí no es lo que hace al intérprete; el lenguaje es sólo la forma, es la apariencia de lo que queremos decir. Definitivamente, cuando se ve un bailarín en escena el lenguaje no es el que trasmite, es el cómo lo hace. Se puede tener un movimiento, en un espacio, en un tiempo, con una cualidad determinada u otro tipo de pautas, pero el cómo de todos esos elementos es lo que hace a un intérprete.

Un intérprete es el o la que toma decisiones sobre estas pautas, es el o la que las hace una sola y todas a la vez, el o la que se hace cargo, se hace responsable del momento presente, resuelve lo que pueda suceder y lo hace con conciencia y significado.

La danza es un arte efímero, a la ausencia de un cuerpo colmado con todo esto queda nada, y por más que se escriba o se tome video nunca se va a poder igualar a la vivencia, a lo sentido en escena adentro como intérprete creador y fuera de ella como intérprete espectador. Esto puede percibirse como algo negativo desde la perspectiva de sistematización y del quehacer dancístico, pero esto también es lo mágico de este arte, lo que lo define y lo que hace que sea tan especial.

Asimismo, si bien sólo se ha mencionado al intérprete que se para en la escena, también lo es el profesor que comparte con su estudiante, el escritor con sus palabras, el productor, el gestor y así tantas labores que construyen el arte escénico. Lo importante es entender que no es la rama que escojamos, ni la posición que se tenga, no es el medio que se elija para aportar y expresar, es el cómo del quehacer.

Queda visto entonces que un intérprete va más allá de sí mismo y de su virtuoso movimiento. No es sólo en la escena, es también todo lo que pasa fuera de ella, lo que lo o la construye como artista, el proceso para llegar a un producto, la investigación, el compromiso, el amor por la profesión, por mencionar solamente algunos aspectos. El intérprete es aquel que inspira más allá de sí mismo, y todos tenemos uno adentro, sólo hay que aprender a escuchar y darle rienda suelta a nuestro ser creativo.

 

Fotografía con fines ilustrativos. Fotógrafa: ITXN Photo. Obra «Hoy no vengas por mí» de Gabriel Rodríguez. 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.