Conclusiones del 2017

Emergieron dos festivales nuevos tales como Certamen La Semilla y Paréntesis de Danza Universitaria, que brindan una nueva plataforma para jóvenes artistas y sus propuestas, cada festival con su característica que brinda una gama de nuevas oportunidades.

Yo sé que ya es un poco tarde para escribir este post que habla de mis conclusiones para la danza en el pasado 2017, perdón, he estado procrastinando escribirlo.

Dividiré este post en lo que fue el 2017 para la danza desde MI perspectiva, y en lo que fue para En las Tablas. De paso, les recuerdo que la manera en cómo percibimos las cosas, situaciones y el arte, parten siempre desde nuestras propias experiencias y trayectos. Por más que uno intente sentir empatía o se intente abordarlo desde otra perspectiva, pesa más por donde uno ha pasado y eso refleja el cómo vemos las cosas. Este post expresa mi análisis personal, y aunque sea la fundadora de esta página web, no necesariamente refleja el sentir de todo el equipo de En las Tablas.  

No sé si es que no tengo mucho por decir o no tengo ganas de decirlo, pero creo que este 2017 fue particularmente difícil para la danza. Asistí a muy pocos espectáculos en todo el año, realicé 7 reseñas y 7 notas, pareciera ser que cada año son menos las propuestas en escena. Gráfica Génesis cerró lo cual fue un golpe duro para la danza, el Festival de Coreógrafos sigue sin identificarse con las necesidades del gremio, el Festival La Machine tuvo su pasada edición en un teatro alejándose del público de las calles (herramienta perfecta para atraer nuevos amantes de la danza) y el Taller Nacional de Danza también se encuentra en alitas de cucaracha. Por otra parte, emergieron dos festivales nuevos tales como Certamen La Semilla y Paréntesis de Danza Universitaria, que brindan una nueva plataforma para jóvenes artistas y sus propuestas, cada festival con su característica que brinda una gama de nuevas oportunidades.

Escribir en este post que hace falta público (porque ya ni los bailarines quieren ver danza), que hace falta apoyo institucional y que los teatros son muy caros, sería llegar a repetir los mismos problemas que han aquejado al gremio de la danza por más de una década, pero decir que hace falta difusión (como por ahí leí) creo que es una mentira. En las Tablas se ha propuesto a saciar esta necesidad, se ha puesto como meta (entre otras) el ayudar a difundir todos los espectáculos de danza contemporánea posibles, y son contadas con los dedos de la mano los que aprovechan este medio… ¡y es gratis!. Extrañamente, los más jóvenes son los que le sacan el jugo a la página (exceptuando a Danza Universitaria quien es fiel aliada de la página), tal vez porque no quieren cometer los mismos errores de los más experimentados creyendo que haciendo las cosas como las han hecho todos los años les traerá resultados distintos. Hacer un evento en Facebook y hacer un spam de invitaciones no es un medio de difusión efectivo. Seguramente estarán pensando, “tranquila Carolina, que no es Dance Magazine”, y sí, a penas tenemos 2 años de existir, pero me sigo preguntando, si es la única página de danza contemporánea en Costa Rica y el servicio es gratuito, ¿por qué no usarla?.

En el 2017, tuve las primeras confrontaciones de personas que no estuvieron a gusto con algo que escribí, porque al parecer no se puede tener una opinión personal y hacerla pública porque automáticamente se torna en “poco profesional y falta de elegancia”. El gremio de la danza necesita aprender a tomar retroalimentaciones, comentarios y opiniones sin que lo sientan como un ataque personal porque no tienen nada que ver con su persona, se habla del trabajo. Así mismo he escuchado a personas hablar despectivamente de la página, como si fuera un proyecto que se me ocurrió en vacaciones porque no tuve nada mejor que hacer, y hasta me han dicho que deje la página tirada, pero sigo creyendo que hace más bien que mal. Estos son gajes del oficio que he aceptado, y no serán los únicos que experimentaré mientras la página viva.

No obstante, al igual han habido personas que creen en este proyecto ciegamente como yo lo hago y se han añadido como parte del equipo de En las Tablas y parte fundamental de la página. Comenzamos a hacer notas previas a los espectáculos con el fin de ayudar a atraer audiencia, abrimos 3 columnas nuevas, finiquitamos el planeamiento para abrir el Directorio de Danza en este 2018 y comenzamos a trabajar en una sección que documente los procesos creativos, abriendo así próximamente nuestro canal de YouTube. Cada vez tenemos más respuesta por parte de las personas y más personas creen en nuestra incómoda labor.  

Es por esto que este año, someteremos la página a una reforma interna en donde logremos direccionarla hacia un camino claro en donde podremos hacer de En las Tablas un negocio viable, abriendo así empleos en donde los artistas puedan explotar su creatividad desde otras aristas más allá del escenario. Mantendremos nuestros servicios gratuitos hacia el gremio de la danza, ya que creemos que debemos ayudar en todo lo que podamos, sin embargo, pediremos a cambio el uso de nuestro logo en el arte de los espectáculos y festivales ya que En las Tablas es un socio estratégico que comenzará a garantizar la asistencia de las personas a los eventos dancísticos.

Para finalizar, creo que por más que se intente colaborar con lo anteriormente mencionado, no funcionará si el mismo gremio no quiere apoyar lo que los está apoyando a ellos. Como artistas, especialmente bailarines, debemos de dejar el ego de lado ya que somos conocidos en el medio artístico como un gremio complicado, dejar de pensar que nos tienen que ayudar porque somos nosotros o porque la cultura es importante, dar razones viables de por qué nuestra danza es de interés para el sector privado o patrocinadores. Debemos de capacitarnos en otras cosas más allá del entrenamiento y el cuerpo, no todas las iniciativas pueden partir desde un escenario (como suele suceder) y sobre todo, no machacar los nuevos proyectos que no sólo vienen de otras perspectivas sino que responden a las necesidades de esta época y de las nuevas generaciones.  

Finalizaré con las sabias palabras de Marta Avila, debemos de saber que nuestra labor es dejarle algo a las jóvenes generaciones que vienen detrás. En las Tablas está abierta a todo el gremio de la danza contemporánea por igual, estamos aquí para ayudarnos. Me gustaría ver muchísimas más danza en este nuevo año, más espectáculos, más propuestas, más espacios alternativos, más festivales; me gustaría ver a En las Tablas ahí presente también.

Feliz 2018, a ¡entrarle con ganas!

Los invitamos a seguirnos en Facebook (En las Tablas) y en Instagram (@enlastablascr)

#enlastablascr #hablemosdedanza